Estilos General Muebles

Todo lo que necesitas saber para que tu vestidor sea perfecto

A la mayoría de las personas que les gusta el mundo del interiorismo y la decoración, les gustaría poder tener un vestidor donde poder ordenar la ropa por prendas, estilos y por colores. Tenemos que tener en cuenta que una de las cosas más importantes en lo que se refiere a la distribución interior del vestidor es su funcionalidad.
Para empezar, la funcionalidad de un vestidor o un armario pasa por el orden, por lo que colocar las prendas que más se usen a primera vista es fundamental, relegando las zonas más altas del vestidor o el armario o de menor uso para prendas que no correspondan a la temporada.

Otro método para aprovechar al máximo cada espacio del vestidor, es incorporar cajoneras o cajones anchos, ya que estéticamente son muy prácticos y aportan comodidad. Por otro lado, se debe destinar un espacio para poder colgar vestidos de fiesta y trajes, de modo que hay que dividir el espacio en dos zonas distintas, es vital para poder ganar espacio.

Para darle ese toque de elegancia y personalidad, destina espacios más pequeños para los accesorios de uso diario como corbatas, gorras, bufandas, ropa interior o joyas. Asimismo, se debe tener en cuenta una zona amplia para el calzado, ya que son prendas que ocupan un vasto espacio dentro de los armarios. Las bandas inclinadas permiten ver de forma más directa el calzado además que mantendrán los zapatos, sandalias, botas y zapatillas de deporte en mejor estado.

Para que el vestidor sea un espacio perfecto, creemos que hay que considerar unos puntos indispensables en cuanto a la distribución y los materiales. La iluminación, en el caso de que sea natural, suele ser la ideal para todo tipo de espacios del hogar. Pero en caso de ser artificial un buen recurso es incorporar leds en el interior de los armarios para ver más rápido las prendas. También puedes elegir puertas de interior de cristal para la elaboración del mismo, ya que nos permitirá́ ver desde el exterior donde se encuentra la prenda que queremos vestir sin necesidad de tener que abrir mil puertas y cajones. Por otro lado, escoger para la ebanistería tonos neutros, maderas nobles, lacas, ampliará los espacios visualmente y dejaran el protagonismo para las prendas que en los armarios y vestidores se guardan donde linos y sedas marcan la tendencia.

La expresión máxima del orden entre nuestras pertenencias dentro de la casa tiene un espacio propio y no es otro que el vestidor. Aunque su definición más aséptica se refiere a esta estancia como la habitación de una casa utilizada para vestirse y para guardar la ropa, lo cierto es que es mucho más. Sí, su fin último es el almacenamiento y la organización de ropas y complementos, pero estas atribuciones se completan además con la posibilidad de convertirlos en puntos de reunión y epicentro de nuestras licencias decorativas. Y es que los vestidores grandes, principalmente, pueden añadir a su facultad organizativa detalles que los transformen en espacios de encuentro o, incluso, de recogimiento.

Porque las cómodas y los armarios están bien pero tener una habitación para tus cosas, mucho mejor, en este libro de ideas te presentamos algunos consejos y creaciones de vestidores grandes, pequeños, llamativos, discretos y, en definitiva, para todos los gustos que esperamos sirvan de inspiración para que diseñes tu vestidor ideal.

  • DI ADIOS A LAS PUERTAS…

Una de las características principales de todo vestidor, grande o pequeño, es contar con armarios y estantes, preferiblemente, abiertos. La ausencia de puertas te permitirá una vista rápida de tanto de la ropa como de los complementos, convirtiendo la tarea de elegir el conjunto perfecto en un sencillo juego de niños. En vestidores grandes, las soluciones de almacenamiento que elijas pueden permitirte además disponer de espacio para la ropa de cama o baño.

  • DISTRIBUCIÓN ADAPTADA A TUS NECESIDADES

Tanto si dispones de un espacio amplio como si piensas destinar al vestidor unos pocos metros, lo cierto es que, el diseño de esta estancia dependerá mucho de tus necesidades particulares. Secciones diferenciadas para la vida en pareja, múltiples soluciones de almacenamiento si eres una fashion victim o luces de neón para las ‘aves nocturnas’ serán sin duda algunos de los imprescindibles en el diseño de tu vestidor. Aunque los vestidores grandes pueden ofrecerte un sinfín de posibilidades, una estancia alargada como esta cumplirá a la perfección su función organizativa.

  • LA ELECCIÓN DE LOS COLORES

Tenemos claro que la función básica de todo vestidor es el almacenamiento. Sin embargo, a la hora de diseñar vestidores grandes, pequeños o integrados en el dormitorio, hay un aspecto clave que no debes dejar de tener en cuenta. La elección del color te permitirá destacar tu ropa o complementos sin distraer tu atención si optas por colores neutros mientras que, los colores y patrones llamativos, te resultarán ideales para hacer de tu vestidor un lugar de reunión o exposición dentro del hogar.

  • VESTIDORES MALEABLES

Disponer de una estancia amplia que dedicar a la organización de nuestras pertenencias es ideal pero no siempre existe la posibilidad de ‘sacrificar’ una estancia para crear vestidores grandes. En este sentido, aprovechar el espacio puede resultar un recurso muy útil si, pese a no disponer de muchos metros, tampoco queremos renunciar a tener nuestro vestidor. En este caso, el desnivel del techo se ha aprovechado para crear esta zona de vestidor a la que no falta detalle. Cajones, baldas y barras a distintas alturas configuran un pequeño vestidor abuhardillado.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *